Bienvenido a prolactancia.

DESDE CUANDO DAR TETA ES SER PARTE DE UNA SECTA

Esta frase se me va haciendo tristemente común y de corazón no juzgo a quienes la repiten, pues no hay nada más sectario que un grupo de mujeres reunidas defendiendo algo de lo que están realmente convencidas, aunque me preocupa el poco respeto con el que se ve a los grupos de apoyo lactancia materna en lo que las madres se refugian en búsqueda de sus pocas iguales que se apoyan con especialistas trabajando ad honorem. 

Como no puedo cambiar la opinión de otros siempre les digo a quienes me hacen este comentario: «no me imagino a un veterinario diciendo que las ballenas, las perras, las gatas dando teta son una secta», realmente no se qué nos hace tan diferente a las humanas y hablo específicamente del hecho de amamantar. 

Pero bueno como soy parte de algunas de esas mal llamadas sectas solo puedo decirles a las madres :

  1. Hay una actitud que tomar importante NO INTENTES CAMBIAR LA OPINIÓN DEL OTRO.
  2. No intentes que te entiendan.
  3. Haz lo que quieras y te convenga y sepas que es lo mejor.
  4. Evita sentirte juzgada, el único poder que tiene el otro sobre ti es el que tú le das.
  5. No te enganches, en especial con quienes no tienen hijos o hace años que ya criaron.
  6. No te compares y tampoco compares a tu bebé.
  7. Concilia, pero también filtra tus quejas con quienes no te apoyan en tu lactancia. Necesitas la ayuda de esos que creen que estás en una secta, al final del día, ellos serán tu mano en casa y quizás tu médico de cabecera. Nadar en esas aguas turbias y hacer exactamente lo que tú quieres es la clave para salir airosa.

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart