Bienvenido a prolactancia.

EMBARAZO Y NACIMIENTO EN SEPARACIÓN

A los 5 meses de embarazo supe que me quedaba sola con mi torbellino de hormonas y mi barriga. En ese momento no lo sentí tan complicado, me dolía, pero me enfoqué en ir a nadar, hacer yoga y trabajar, lo hice casi hasta parir. Con el nacimiento de #Iker me cayó la locha. Pase los primeros 15 días en casa de mis padres y luego regresé a mi nido. Tenia que saber lo que seria mi vida real, mis noches y mis despertares.
Yesenia venía cada mañana a casa, me acompañaba en mis salidas, me hacía la comida, me subía el agua y la gelatina liquida que tanto me gustaba. Recuerdo que lloraba mucho encerrada en el que hoy es el cuarto de Iker, allí daba teta en una butaca reclinable.
Tenía un hijo tan demandante como mis confusas emociones y mi tristeza post parto, pero sacaba ánimo! imagino que toda la oxitocina que producía dando teta me salvaron de la depresión. Hace poco aprendí en un Conversatorio de separación en el embarazo que hicieron @spacioemocional, @contratransferencia@escueladeamor que los duelos por cambios tan profundos se sanan pasados los 2 años, y que la sensibilidad por el puerperio también, yo me consideraba anormal, me latigueaba pensando que tenía que superarlo ya y que no era sano decaer tan seguido si ya «manejaba bien la situación».
Aprendí también que autocuidarme buscando amigas que estaban dando teta, haciendo actividades que me gustaban y meditando, de alguna manera me encaminaron. Ese día del Conversatorio separación durante el embarazo, entendí que no era de extraterrestres estar años después buscando apoyo emocional para avanzar más, y que por el contrario así debía ser si sentía que había alguna espina pinchando aún la piel.
Como le digo a mis amigas, por menos de lo que tú vives yo he visitado psicólogos, hago yoga, Natacion, me he hecho constelación familiar, tomó flores de bach ja ja ja .Ese día entendí que los duelos se sanan día a día y que no se cierran con una curita, dejan cicatrices permanentes, pero dejan de doler e incluso se puede recordar lo aprendido con compasión. Pero sobre todo aprendí que el dolor no se sana con el tiempo, sino con lo que haces por ti en ese tiempo. #TBT

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart

Comencemos juntos la ruta hacia una maternidad Leve

Déjame tu  nombre y mail y recibe mis 10 mandamientos para iniciarla.  también podrás recibir recursos mensualmente  de forma gratuita.
DESCARGAR LIBRO
close-link