La comprensión de la exterogestación – Prolactancia

Así como tu bebé evoluciona semana tras semanas y mes a mes sin que tú desesperes porque conoces el proceso natural de la vida, así continúa un proceso llamado EXTEROGESTACION.

Los humanos bebés son bastante inmaduros, no sobreviven por sí solos, de allí que la petición de comida, brazos y contacto físico sea tan frecuente y a veces abrumadora para algunos adultos que no pueden comprender este proceso aún.

La naturaleza no nos dio marsupio como a los canguros, pero si la habilidad de hacer fulares, de pensar y de aprender lo que necesitan nuestros bebés.

Una vez una mamá me decía, “es que leo tanto Instagram y google y siento que nada funciona con mis bebés”. A lo que yo respondía, es que quizás el primer lugar donde hay que buscar es en tu dinámica familiar, en el comportamiento diario y repetitivo que marcan tus bebés para que no veas cada día como una eventualidad.

Los bebés aman las estructuras amorosas y patrones que respetan sus ritmos.

Los bebés aman la calma de sus cuidadores y reaccionan inquietos, pidiendo brazos y llorando a la inquietud y desesperación de sus cuidadores.

Los bebés están madurando los primeros años de su vida, aprendiendo cosas nuevas cada día y desarrollando habilidades nuevas para poder ser adultos; de allí que algunos aspectos como el sueño puedan ser tan complicados de entender para nosotros. Esto lo vemos en curso Tu Bebé si Duerme, para aprender a comprender su sueño.

Comenzar a criar comienza por el principio: la búsqueda interna de los adultos encargados de la crianza.

No hay nada que reparar en tu bebé. El primer lugar donde hay que buscar herramientas es en tus emociones y de allí vendrán las indicaciones del afuera.

Cuando abrí la consulta de Maternidad Leve y sistémica lo hice pensando en ti que aún sigues buscando en el afuera, en ti para que descubras cuál es tu camino y cuál es tu proceso. En ti mamá que ahora no te encuentras a ti misma en tus diferentes roles y que te sientes perdida no por ser mamá, si no por no saber quién eres hoy. Para ti, para que tu Maternidad sea Leve.

Foto: Crianzaenflor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.