Bienvenido a prolactancia.

Maternidad leve: aceptar que la vida te cambió

Cuanto antes te caiga la locha de que los bebés no son ese dibujo novelesco de coches, cunas por horas y solo llanto por hambre, entonces podrás darle liviandad a tu día a día.

Portear es tener bebés en brazos y calmados. El fular será tu mejor aliado.

Teta a demanda y sin control de horarios tu única garantía de tener leche siempre.

Delegar tareas a los otros adultos del hogar y saber pedir ayuda serán tus herramientas para La Paz.

Descansar cuando tu hijo descanse. Suena a cliché pero hazlo es la única manera de aguantar el ritmo. Tu bebé descansará mejor contigo y por tanto tu descansarás.

Maternidad leve es aceptación, observación, determinación.

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart

Comencemos juntos la ruta hacia una maternidad Leve

Déjame tu  nombre y mail y recibe mis 10 mandamientos para iniciarla.  también podrás recibir recursos mensualmente  de forma gratuita.
DESCARGAR LIBRO
close-link