Usar el sostén adecuado ayuda a evitar mastitis – Prolactancia

Las mamas son glándulas delicadas. Durante el embarazo crecen, en algunas mujeres hasta 2 o 3 tallas y es importante tenerlas sujetadas y la vez cómodos para evitar molestias y caída prematura.

Pero uno de los detalles más importantes del uso correcto del sostén o sujetador es evitar presiones que ocasionen mastitis. La mastitis es la inflamación de los pechos que causa dolor y enrojecimiento en las áreas afectadas.

Para evitar molestias la talla debe ser correcta, la sujeción adecuada y no debe apretar, mucho menos debe tener varillas que puedan clavarse en las mamas.

Muchas mujeres con más de un año de lactancia o cuando retornan sus actividades fuera de casa, comienzan a sentir la necesidad de usar pushups y/o varillas en sus sostenes, lo que puede ocasionar inflamación en sus mamas a pesar de que en un periodo de lactancia mas frecuente no las habían tenido.

Un sostén adecuado para el periodo de lactancia y embarazo debe tener las siguientes características:

Tirantes más anchos que ayudan a distribuir uniformemente el tamaño de los senos y a distribuir mejor el peso en la espalda.

Preferiblemente de algodón o un material transpirable que evite roces

No debe tener costuras que pasen por el pezón.

Deben ser cómodos y permitir la salida de la mama cada vez que la madre y el bebé lo necesiten durante la lactancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.