Bienvenido a prolactancia.

Vuelta a clases

Comenzamos segundo grado. En esta oportunidad, junto con sala 5 y sala 4, fueron los únicos primeros días sin lágrimas en toda la historia escolar de Iker.

En Sala 2: tenía 2 años y medio y una sala mixta fatídica en la que los más pequeños lloraban y alertaban a todos ”. Ojo con estas mezclas de edades en las guarderías.

Sala 3: ya sabía a donde iba, tenía 3 y medio; en realidad este espacio no le vibraba para nada y yo fui terca, pensaba que era más fuerte el cambio que quedarse. Hoy, aquí escribiéndoles, puedo decirles que los cambios, aunque incómodos siempre duelen menos que no hacer nada. Así que ojo pelado con preservar la seguridad de ustedes o lo que ustedes suponen es mejor y no escuchar lo que incluso sin palabras dicen sus hijos. Ellos saben comunicarse, nosotros debemos abrir oídos, alma y corazón.

Sala 4 éxito total: 4 años y medio; colegio nuevo, edad real para separarse de mamá y socializar con amigos, antes de esta eso de “necesita jugar con otros niños” es lo que en mi país llamamos “paja”. El juego es un intercambio de roles donde se establecen relaciones de liderazgo y seguimiento real, observen; antes de los 4 años se quitan juguetes unos con otros. Pero bueno, a muchas nos ha tocado cuidadores o day care desde pequeños para preservar empleos. Por eso les dejo estos datos.

Sala 5: maravilla, hasta mitad de año. Atravesamos un problema familiar, por supuesto que los niños sienten aunque intentemos hacer nuestra versión de la peli “la vida es bella”, así que atentos,cualquier cambio afecta a tu hijo al igual que a todos.

Primer grado. Llantos, adaptación, país nuevo, idioma nuevo. Primeros 5 meses de ansiedad, después calma. Todo es un proceso.

Segundo grado. Fluidez, alegría, estuvo guiando a su amigo nuevo en el colegio. Devolviendo lo que le brindaron el año pasado.Tenemos cambio, ahora va en horario extendido. Eso sí, de reencuentro un: mami dame la comida en la boquita. Sí, sí, tiene 7 años. Es un niño y quiere sentir que volvió a ser El Niño de la casa con pequeños gestos. Que el mundo se detenga cuando se vuelven a ver y que tengan #maternidadleve.

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart

Comencemos juntos la ruta hacia una maternidad Leve

Déjame tu  nombre y mail y recibe mis 10 mandamientos para iniciarla.  también podrás recibir recursos mensualmente  de forma gratuita.
DESCARGAR LIBRO
close-link