Bienvenido a prolactancia.

Los chupones y la lactancia. Por qué no los recomiendo

Estas son las tres razones básicas por las que no suelo recomendar el chupón, chupete, chupa o cómo le digan en tu país.

Si aún así decides usarlo recuerda que debes estar atenta a:
.
Peleas para agarrar la Teta por parte de tu bebé o llanto a mitad de la toma, más negación a continuar cuando la eyección no es tan fuerte.

Atenta a no usarlo como único calmante, recuerda que un bebe que llora quiere contacto, piel, calor.

Atención a que la frecuencia de las tomas de comida disminuyan a causa de la distracción que ocasiona succionar el chupón.

Lo demás es decisión tuya y si alguna de las cosas descritas está ocurriendo ahora, aunque ya lleves tiempo usando el chupón, es probable que tu bebe esté iniciando la confusión de la succión y posterior huelga de lactancia.

Para todo esto hay solución.

 

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart