Bienvenido a prolactancia.

PARTO RESPETADO, UNA MEJOR MANERA DE NACER

A partir de hoy se celebra la Semana Mundial del Parto Respetado y el Nacimiento Humanizado y quiero hacer hincapié en el artículo 51 de la Ley orgánica del Derecho de las Mujeres a una vida libre de violencia, que habla específicamente de la violencia obstétrica.
Esta forma de violencia es la más común que vivimos en clínicas y hospitales del país, por lo que es muy importante que todas las mujeres estemos informadas de lo que podemos exigir con respecto al trato se nos da en clínicas y centros públicos de salud
Se considera violatorio y por tanto ilegal:
  1. No atender oportunamente a la embarazada
  2. Obligar a la mujer a parir acostada con las piernas levantadas. La mujer tiene derecho al libre movimiento
  3. Obstaculizar el apego precoz sin causa médica aparente, negándole la oportunidad de amamantar a su hijo
  4. Acelerar el proceso natural del parto, sin el consentimiento de l mujer luego de la información precisa.
  5. Programar cesáreas o practicarlas habiendo condiciones para que la mujer pueda parir.
Ningún médico tiene derecho a ofrecer una cesárea diciendo que no puedes parir, si no hay razones médicas bien explicadas y que puedes corroborar con cualquier otro especialista de tu confianza. La cesárea es un procedimiento médico de emergencia que se ha vuelto rutina, en especial en países subdesarrollados.
Un país desarrollado tiene como máximo 21% de cesáreas, mientras que un país subdesarrollado tiene hasta 90% de nacimiento por cesárea, no se trata de satanizar el procedimiento, se trata de que las mujeres conozcan que no es una elección la cesárea, es un método para salvar vidas en un monto específico.
No puede el miedo ser la fuente principal para decantar por una cesárea, sino la información adecuada.Que un médico te diga el parto es doloroso, que se va de viaje y hay que programar para que no tengas que parir con otro, que tienes pelvis estrecha o tu bebé es muy grande, en vez de darte indicaciones de alimentación y ejercicios durante la gestación, son formas violatorias de la Ley.
Bienvenidas todas las cesáreas necesarias, bienvenidos todos los trabajos de parto que por una u otra razón han tenido que terminar en cesárea, pero no puede descartarse la oportunidad de un nacimiento natural por mercantilismo o comodidad de un profesional que aprendió esa práctica en la universidad como rutina y es la mejor que sabe ejecutar.
Al igual que con la lactancia, el principio es que “Sí puedes”, si ocurre lo contrario luego, que no sea por no haber hecho los intentos y evaluaciones necesarias. El nacimiento humanizado es el primer eslabón de la lactancia materna exitosa.

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart