Bienvenido a prolactancia.

¿ES NORMAL?

He escuchado tanto esta pregunta. También lo he oído en afirmaciones y en negativo. Mi amiga Bat-El hablaba de la falta de naturalidad que le hemos metido a la palabra “normal” y yo hoy me voy a sumar a este comentario con una opinión propia. Iker lloró en su segundo día del cole, no quería quedarse, a pesar de que ayer lo busqué feliz, me contó que bailó y se cepilló los dientes, que almorzó y jugó con amigos. Su reporte de incidentes solo incluyó una mordida casi sin dolor en el dedo.

No obstante, hoy estaba pegado a su papá y a mi, quería quedarse y disfrutar de lo mismo pero en nuestra presencia.

He dejado a Iker con personas que lo cuidan desde los 6 meses de edad y nunca lo había visto llorar tanto.

Puedo pensar que es una especie de reacción en cadena, uno llora, empiezan a llorar todos. Como cuando un perro ladra y los demás se unen. Lo que me deja un poco consternada, es esa capacidad que tenemos los adultos para dejar llorar a un niño sin consuelo.

 Entiendo que las maestras tienen a 20 niños por cuidar, pero se me ocurre algo como: reunir a todos los que están llorando, que se vean unos con otros y se den cuenta de que están acompañados en su sentimiento, hacer algún juego y ver si así logran la calma.

Todo esto mientras otra maestra se queda en otra mesa con los que aún están calmados y así evitar que la reacción en cadena se expanda.

No soy educadora, ni psicóloga, ni nada que se le parezca, pero volviendo al tema de lo normal y lo natural, me parece que estas acciones normales son las que van marcando la vida de un pequeño. Y cuando lo comento, y seguro uds al leer piensen: ay, pero es normal!! Y claro que es normal, no importa a escuela vaya mi hijo todas se gradúan en las mismas universidades, con los mismos conocimientos, además todos los chamos lloran los primeros días de clases. Eso es lo normal. No obstante, apelo entonces a la naturaleza humana y sensible de cada una de nosotras, para irnos más hacia lo natural, no estaría probar algunas técnicas diferentes.

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart