Bienvenido a prolactancia.

¿PUEDO AMAMANTAR SI SOY DIABÉTICA?

En mi consejería de hoy fui a visitar a una madre que padece diabetes y usa insulina, a la que antes de dar a luz ya la habían “sentenciado” a dos meses de lactancia, además, uno de los médicos que la atendió le sugirió ofrecer agua a su bebé para evitar hipoglicemia a causa de la insulina y esperar dos a tres horas para dar pecho. En fin, una serie de recomendaciones que están alejadas de las recomendaciones más recientes sobre las madres diabéticas y la lactancia materna.

Este artículo de la web estudiadiabetes.Org explica bastante bien los beneficios de la lactancia materna para una madre diabética y para su hijo, así que lo reproduje en mi blog para que lo lean y se llenen de conocimientos.

Afortunadamente, el instinto materno de esta mami ya le estaba dando señales de alerta, así que decidió escucharlo y pedir más una opinión más, para ahora seguir el rumbo de su lactancia. Aquí va el artículo:

En la mayoría de los casos de las mujeres que tienen diabetes y diabetes gestacional, la lactancia materna es posible y es la mejor opción de alimentación para sus bebés.

La lactancia no solo es la mejor opción para los recién nacidos, también lo es para las madres, incluyendo a aquellas que tienen diabetes, ya que ayuda a controlar los niveles de glucosa.

No existe actualmente ninguna razón clínica para que las mujeres con diabetes no alimenten a sus hijos como lo hacen las demás madres. No, obstante, sí es importante para que la lactancia tenga éxito que las mujeres con diabetes reciban un riguroso control metabólico y una adecuada educación sobre el amamantamiento.

El papel de la insulina.

La insulina juega un papel muy importante a la hora de iniciar y mantener la lactancia. En un principio, en el postparto inmediato, los requerimientos de insulina disminuyen ante la falta de la placenta, que se presenta como la mayor fuente de resistencia frente a esta hormona. Por ello las necesidades de insulina se ven disminuidas en la mujer, siempre y cuando lleve una dieta adecuada. De ahí que se afirme que la madre puede comer con más frecuencia y en cantidades mayores para cubrir las necesidades energéticas adicionales de la lactancia y al mismo tiempo necesite menos insulina que antes del parto.

Normalmente, una vez que llega el período de destete, es necesario reajustar la dosis de insulina y la dieta alimenticia, ya que las necesidades cambian a medida que avanza la lactancia.

Beneficios de la lactancia materna en la madre con diabetes.

Un incremento calórico, sin aumento de peso.

Menores dosis  de insulina que dan lugar a una mejoría importante de la enfermedad durante este periodo

A las mujeres con diabetes tipo 2 se les facilita más el control a través de una dieta adecuada y de los antiglucemienates orales que son capaces de mantener niveles normales de glucosa.

Beneficios de la leche materna para prevenir la diabetes en el bebé.

La leche materna tiene efecto antidiabetogénico en el recién nacido, investigaciones aseguran que la lactancia materna protege a los niños de la obesidad y la diábtes tipo 2, de hecho, se amamantado reduce en 40% el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 con el paso del tiempo.

Asimismo, otros estudios reportan que la pronta ingestión de calostro disminuye el riesgo de hipoglucemia precoz en el recién nacido.

¿Se altera la composición de la leche materna si tengo diabetes?

Al contrario de lo que muchas madres con diabetes estiman, la composición de la leche materna no se altera por la diabetes y los niños subirán de peso dentro de la normalidad.

¿Y si estoy tomando algún medicamento oral para controlar mi diabetes puedo amamantar a mi bebe?

Las dosis normales de los preparados orales no perjudican al lactante, por lo que también en estos casos se recomienda la lactancia materna.

 

Apoyo para la madre con diabetes durante la lactancia

Es muy importante estimular, informar, educar y apoyar a las madres con diabetes para que amamanten a sus bebés. La organización Mundial de la Salud pide apoyo para las madres con diabetes durante la lactancia, pues además requieren de cuidados especiales como cambiar su control glucémico e incrementar su cantidad de energía, ya que el amamantamiento requiere demasiadas fuerzas.

Por otra parte, los bebés de madres con diabetes podrían presentar bajos niveles de glucosa en la sangre, pues antes del parto, éstos son paralelos a los de la madre y tras el nacimiento, el bebé sigue produciendo una cantidad mayor de esta hormona, lo que provoca una baja en sus niveles de insulina. Por lo tanto, el monitoreo en ambos es indispensable. Fuente: http://www.estudiabetes.org/

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart