Bienvenido a prolactancia.

SIEMPRE HAY LECHE AUNQUE NO SAQUES CON EXTRACTOR

Estoy por declarar al pobre extractor de leche enemigo de la lactancia durante los primeros tres meses de mamá y bebé. La necesidad de revisar si sale o no sale leche se nos mete tan profundo en la cabeza que hay madres que tienen hasta tres modelos diferentes de extractores en su casa para ver si tienen leche y peor aún, para ver cuánto sale.

Yo vuelvo siempre a lo primario, alguna que haya tenido mascotas ha visto a su gata o a su perra midiendo cuánta leche sale de sus pechos o han visto a sus mascotas sencillamente echadas lactando a las crías y listo?

Extraer es una técnica compleja que no se basa solamente en poner el extractor de leche. Se requiere cierta frecuencia, esperar el descanso más largo del bebé, la extracción debe ser larga, pues SIMULA una toma, aunque jamás llega a igualarla, la extracción debe ser alternada entre pechos y sobre todo hay que saber usar el aparato que aunque parece una cosa sencillita ponerlo en el pecho y palanquear desesperada o ponerlo en la frecuencia más alta si son eléctricos, tiene más detallitos.

Por favor, confía en tu naturaleza, Iker tenía 6 meses y más de 8kg de peso y mi extracción no llegaba a tres onzas, por qué, porque SI había leche, lo que no tenía era la técnica. Otro consejo, deja de compararte con tu vecina, amiga, cuñada, prima que sí suelta chorros mientras lacta. Cada una de nosotras es diferente. SUELTA EL CONTROL

Compartir este post en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart