La libre demanda es la única manera de mantener la lactancia materna exclusiva los primeros 6 meses de vida.

Después que empiezan a comer sigue siendo a demanda , pues sigue siendo el alimento principal hasta el año de vida. La comida no sustituye a la teta.

Después del año los bebés deben estar incluidos en la dieta familiar, la teta sigue siendo a demanda cuando estás con tu bebé. Si crees que la demanda es excesiva revisa sus necesidades de juego, descarga de energía, cercanía etc. Los bebés no piden teta solo por hambre.


Si aún dando libre demanda crees que algo no va bien con tu bebé entonces pide el apoyo de una especialista en lactancia.

Es vital que en medio de la libre demanda no haya dolor, ni molestia durante las tomas, esto las hace inefectivas para el bebe también, no solamente inquietante para mamá.

No importa si pidió hace dos horas o 15 minutos si pide más dale sin pensarlo. El primer mes de vida dale teta por cada «ñe» que haga. No hay tiempo por teta. La mayoría de los bebés suelta y si no es así puede que se quede en succión de consuelo.

¿Hasta que edad es la libre demanda?
Toda la Vida del bebé la teta es a demanda de su hambre. Algunas madres confunden demanda de teta para dormir, aburrimiento o contacto con hambre. Estás necesidades se pueden atender de muchas otras formas si mamá lo desea y las ha aprendido a reconocer.

¿Por qué es importante la libre demanda?
Garantiza que tu producción de leche sea la que tu bebé necesita, y responde al organismo él. Esto mantiene tus pechos saludables, y satisfechas las necesidades de cercanía de tu bebé.

Los brotes de crecimiento
Los bebés piden más para que tú produzcas más, su naturaleza les indica que esta es la única vía para nivelar la producción de mamá a sus nuevas necesidades. Son días retadores, pero con paciencia logran el objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.